LA FIGURA DEL EDUCADOR O EDUCADORA AMBIENTAL

 

En la campaña de sensibilización para la correcta separación del residuo orgánico en el ámbito domiciliario y comercial de Madrid, se están realizando múltiples y diversas acciones para llegar al mayor número posible de ciudadanos y de colectivos, por ejemplo, acciones en medios de comunicación, publicaciones en redes sociales o talleres en colegios y centros de Educación Secundaria.

 

Estos talleres los realiza el equipo de educadores y educadoras ambientales de la campaña; no obstante, su labor va más allá del ámbito escolar, ya que además informan y sensibilizan a la ciudadanía de forma directa y personal. Esto se traduce en las siguientes acciones:

 

  • Atención a los ciudadanos en puntos informativos.
  • Visitas a los comercios y otros establecimientos que generan residuos orgánicos (bares, restaurantes, cafeterías, fruterías, etc.).
  • Realización de sesiones informativas dirigidas a asociaciones y entidades diversas y a otros aliados de la campaña.
  • Visitas a las porterías, conserjerías y portales de los distritos donde se ha implantado la recogida selectiva del biorresiduo en esta fase: Fuencarral-El Pardo, Chamartín, Moratalaz, Salamanca, Retiro, Usera, Carabanchel y Barajas.
  • Realización de encuestas a pie de calle para conocer la situación de la implantación del nuevo sistema de gestión de residuos.
  • Acompañamiento a los ciudadanos durante las visitas que se realizan al Parque Tecnológico de Valdemingómez dentro del marco de la campaña.

 

Cada persona que forma este equipo posee la experiencia, la formación y la vocación necesarias para desarrollar su labor. Con gran experiencia en la sensibilización medioambiental, el equipo se plantea diariamente cómo llegar mejor a toda la ciudadanía para hacerles ver la importancia que tiene separar la parte orgánica de nuestros residuos, así como la necesidad de adquirir este nuevo hábito para mejorar nuestra ciudad.

 

El desarrollo de su trabajo va acompañado de diverso material informativo: folletos en varios idiomas (castellano, árabe, chino, francés e inglés), una infografía sencilla con información resumida sobre la clasificación y la gestión de los residuos en Madrid, unas guías de separación más extensas para niños y adultos y carteles informativos para los portales y comercios.

 

En el día a día, el equipo de educadores y educadoras ambientales se centra en resolver dudas de los ciudadanos y en transmitirles la importancia de separar los residuos en origen mediante una pequeña historia en la que cada uno de nosotros es el protagonista. Esta historia comienza en nuestros domicilios, en el momento en el que empezamos a separar los residuos orgánicos y los depositamos en el contenedor de tapa marrón, y a partir de aquí, se les informa de qué sucede con ellos y cómo se gestionan. También destacan el hecho de que un pequeño acto que realizamos de forma individual puede tener una repercusión positiva en el medioambiente y en nuestra sociedad.

 

La ciudadanía madrileña empieza a ser consciente de que con este residuo se obtiene biogás que se transforma en energía eléctrica y en un material con capacidad fertilizante, y que cuanto mejor se realice la separación en casa, los procesos para el aprovechamiento de este residuo serán más eficientes. Además, se reduce la cantidad de residuos que van al vertedero o los destinados a valorización energética, a la par que disminuyen las emisiones de gases de efecto invernadero, puesto que en el proceso de biometanización este biogás generado se captura para producir energía, evitando que se libere a la atmósfera.

 

En el mensaje que transmiten los educadores también es importante no dejar de lado nuestras obligaciones como país estado miembro de la Unión Europea, en la que los objetivos relacionados con los residuos para este año son reducir en un 10 % los residuos generados (con respecto a 2010) y reciclar el 50 % de los mismos. Ahora que en casi todos los distritos de la ciudad se recoge separadamente la fracción orgánica (excepto Centro, que se incorporará en septiembre de 2020), ¡estamos muy cerca de conseguirlo!

 

La situación de crisis que se vive en nuestra ciudad por el COVID-19 en las últimas semanas impide que el equipo de educadores siga realizando su labor a pie de calle. Su actividad, no obstante, no ha cesado, sino que se ha transformado, incorporando a su plan de trabajo el uso de diferentes plataformas digitales y redes sociales para que sigan transmitiendo el mensaje de la campaña “Acierta con la orgánica” y motivando a toda la ciudadanía a seguir en el buen camino del reciclaje.

 

¡Síguenos en las redes sociales y mantente informado! Si quieres conocer un poco más sobre nuestros educadores y las actividades que realizan, o conseguir el material informativo que acompaña la campaña, puedes visitar la web Acierta con la Orgánica o seguirnos a través de nuestro perfil de Twitter.

 

Ya solo nos queda recordarte, como siempre pero ahora con más razón que nunca: piensa globalmente y actúa localmente y de forma responsable. ¡Para acertar… separa la orgánica, quédate en casa y pásate a lo digital!

 

Cuando reciclo, yo acierto.

Cuando colaboro, también acierto.

Compartir: