NO TE PIERDAS LOS DIRECTOS
EN REDES SOCIALES

LOS MARTES A LAS 17:00 H , A TRAVÉS DE TWITTER,
Y A LAS 18:00 H, EN INSTAGRAM.

¡¡PARTICIPA!!

APÚNTATE A
LAS SESIONES INFORMATIVAS ONLINE

LA SIGUIENTE SERÁ EL JUEVES 14 DE MAYO, A LAS 18:00H.

INSCRÍBETE HACIENDO CLIC EN LA IMAGEN

ACTIVIDADES
EDUCATIVAS
DE LA ORGÁNICA

CON MOTIVO DE LA EMERGENCIA SANITARIA GENERADA POR EL COVID-19, MIGRAMOS LAS ACTIVIDADES EDUCATIVAS A FORMATO DIGITAL.

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A ELLAS



AVISO

CON MOTIVO DE LA EMERGENCIA SANITARIA GENERADA POR EL COVID-19, EL DESARROLLO DE LAS ACCIONES DE ESTA CAMPAÑA ESTARÁ SUJETO A LAS RECOMENDACIONES Y RESTRICCIONES DE LAS AUTORIDADES SANITARIAS COMPETENTES

ACCEDE A LAS RECOMENDACIONES CLICANDO EN LA IMAGEN

ArrowArrow
ArrowArrow
Slider

RESUELVE TUS DUDAS

¿QUÉ RESIDUOS ORGÁNICOS SE DEPOSITAN EN EL CONTENEDOR DE TAPA MARRÓN?

Los residuos orgánicos que se depositan en el contenedor de tapa marrón de Madrid son, básicamente, los que están compuestos de materia biodegradable, como restos de fruta y verdura, de carne y pescado, cáscaras de huevo, de marisco y de frutos secos, otros restos de comida, posos de café e infusiones, cerillas y serrín, papel de cocina sucio, servilletas de papel usadas y pequeños restos de jardinería.

¿EN QUÉ CONSISTE ESTA SEPARACIÓN DE RESIDUOS ORGÁNICOS?

Consiste en separar el contenido que anteriormente depositábamos en el cubo de resto (tapa naranja) en dos fracciones diferenciadas. Por un lado la nueva fracción, el residuo orgánico, que es susceptible de reciclarse para obtener biogás y fertilizante, y se deposita en el contenedor de tapa marrón. Y por el otro, el resto de residuos no reciclables, que se continúa denominando fracción resto y se sigue depositando en el contenedor de tapa naranja.

Esta separación se realiza ya en las principales ciudades españolas y europeas.

¿CÓMO SE HA REALIZADO LA IMPLANTACIÓN DE LA RECOGIDA DEL RESIDUO ORGÁNICO EN LA CIUDAD?

La implantación de la recogida selectiva de biorresiduo o residuo orgánico se inició el 1 de noviembre de 2017 en 17 zonas pioneras de la capital. Además, también comenzó en 50 grandes centros generadores de este residuo: hospitales, centros comerciales, etc. 

La cantidad de materia orgánica recogida en las zonas piloto y a través de los grandes generadores, desde noviembre de 2017 hasta agosto de 2018, ascendió a 13.442,25 toneladas.

Tras la buena acogida de este nuevo sistema de recogida selectiva, el 1 de octubre de 2018 se acometió la ampliación en 12 distritos completos de la ciudad (Arganzuela, Chamberí, Ciudad Lineal, Hortaleza, Latina, Moncloa-Aravaca, Puente de Vallecas, San Blas-Canillejas, Tetuán, Vicálvaro, Villa de Vallecas y Villaverde).

En otoño de 2019 se unieron progresivamente 8 distritos más (Barajas,  Carabanchel, Chamartín, Fuencarral-El Pardo, Moratalaz, Retiro, Salamanca y Usera).

El 1 de septiembre 2020 se completará la ampliación a toda la ciudad, con la puesta en marcha de esta recogida selectiva del residuo orgánico en el distrito Centro.

¿QUIÉNES PARTICIPARON COMO ZONAS PIONERAS?

Un total de 105.000 viviendas de los barrios de Cuatro Caminos, Argüelles, Campamento, Casa de Campo, Almenara, Ciudad Universitaria, Vallehermoso, Puerta del Ángel, Pinar del Rey, Quintana, Salvador, Apóstol Santiago, Las Rosas, Los Rosales, Numancia-Portazgo, Butarque y Arganzuela formaron parte de las zonas pioneras a partir del 1 de noviembre de 2017. 

También formó parte de esta iniciativa el tejido comercial situado en estas zonas, en concreto, aquellos negocios que son generadores de cantidades importantes de residuos orgánicos, como bares, restaurantes, tiendas de alimentación...

Así mismo, participaron en el proyecto pionero otros grandes generadores de residuos orgánicos, como centros comerciales, hospitales, mercados y otras instalaciones de diversa naturaleza, que fueron informados convenientemente.

Estas zonas pioneras fueron las primeras en tomar contacto con la nueva separación de residuos. La participación de los vecinos y comerciantes de las zonas seleccionadas fue muy importante para ayudar a la eficacia de la separación, y sirvió de referencia para la extensión progresiva de la recogida separada de esta fracción a toda la ciudad en estos años.

¿POR QUÉ SEPARAR SELECTIVAMENTE EL RESIDUO ORGÁNICO?

La separación de la materia orgánica de desecho permite mejorar la eficiencia del tratamiento de los demás residuos. Esta correcta separación de los distintos residuos permite su reaprovechamiento o reciclaje, parcial o total, de forma más eficaz, lo que contribuye a disminuir la contaminación de los ecosistemas y la emisión de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático.

Además, al separar de este modo, la cantidad de residuos en el contenedor de tapa naranja es menor, lo que disminuye la carga del vertedero y aumenta la vida útil de esta instalación. Del mismo modo, el residuo que acaba en el vertedero es más estable (y más fácil de gestionar), y menos contaminante (al no tener carga orgánica y generar menos lixiviado o líquido procedente de la degradación de la parte orgánica).

¿QUÉ BENEFICIO OBTENGO AL SEPARAR LOS RESIDUOS ORGÁNICOS?

Uno de los principales beneficios de la separación de residuos es una transición hacia un sistema de economía circular, en el que los residuos generados son aprovechados como materias primas de nuevo. Una ciudad sostenible hoy es una ciudad mejor para las generaciones venideras. El éxito de la separación depende de la corresponsabilidad de todos y nos beneficia a toda la sociedad.

¿ESTOY OBLIGADO? ¿QUÉ PASA SI NO LO HAGO?

Efectivamente, a partir de la implantación de esta recogida en cada distrito, todos los generadores de residuos orgánicos están obligados a incorporar esta nueva fracción orgánica en su separación en origen, ya sean comercios o ciudadanos.

Según la Ordenanza de Limpieza de Espacios Públicos y Gestión de Residuos, la separación de residuos en todas las fracciones que el Ayuntamiento determine es obligatoria. Por tanto, la separación de la nueva fracción orgánica del residuo es obligatoria, y no separar esta nueva fracción puede conllevar multas de hasta 750€.

Además, todos los ciudadanos tenemos una responsabilidad común: cuidar el medio ambiente; hacer lo posible para frenar el cambio climático, la desertización y el deterioro de nuestro territorio, así como los riesgos para la salud que la contaminación conlleva. En este caso concreto, la reducción de residuos orgánicos en los vertederos redunda en menos gases de efecto invernadero y menos contaminantes filtrados a los acuíferos de los que se nutre nuestra comunidad. Por eso es imprescindible que todos colaboremos en la separación de los residuos.

¿TAN IMPORTANTE ES? SOLO SOY UNA PERSONA, ¿IMPORTA QUE YO SEPARE MIS RESIDUOS?

Es muy importante. Solo debes pensar en la basura que produces cada día y multiplicarla por una semana, o un mes, o un año, para darte cuenta del efecto que el reciclaje puede tener. Más aún si son dos personas las que reciclan, o tres, o un bloque de viviendas entero… ¡o toda la ciudad!

Según datos de 2018, cada madrileño genera al día 1,01 kg. de residuos, lo que supone 370 kg./persona/año y un total anual de 1,17 millones de toneladas de residuos en toda la ciudad de Madrid (lo que correspondería al peso de más de 95.000 autobuses de la EMT).

Además, la separación en origen es el modo más efectivo de que el reciclaje pueda realizarse de manera eficiente. Muchos materiales se echan a perder o apenas pueden reaprovecharse porque están mezclados entre sí.

¿QUÉ PASA CON LOS RESIDUOS ORGÁNICOS UNA VEZ LOS HE DEPOSITADO EN EL CONTENEDOR MARRÓN?

El aprovechamiento posterior del residuo orgánico puede hacerse por dos procedimientos: anaeróbicos (sin presencia de oxígeno) o aeróbicos (en presencia de oxígeno).

La materia orgánica desechada en los hogares madrileños se lleva a las plantas de tratamiento adecuadas del Parque Tecnológico de Valdemingómez donde, mediante un procedimiento de digestión anaerobia (sin oxígeno), se genera energía (en forma de biogás) y un digesto con propiedades fertilizantes (apto para obras de restauración de taludes y mejoras ambientales del terreno). Cuanto mejor sea la separación del residuo orgánico en origen, mayor calidad se obtendrá tanto en el biogás como en el digesto.

Mediante un tratamiento aerobio (con oxígeno), en cambio, se consigue compost, producto orgánico útil como abono agrario y para la recuperación de suelos dañados.

Si logramos que el residuo orgánico esté bien separado en origen, a partir del digesto obtenido de las plantas de biometanización del Parque Tecnológico de Valdemingómez, podrá obtenerse un compost de buena calidad, tras mezclarlo con restos de poda.

ENTONCES, ¿HASTA AHORA NO SE HACÍA NADA CON LOS RESIDUOS ORGÁNICOS DE LA BOLSA DE RESTO?

Sí, por supuesto, la materia orgánica presente en el contenedor de tapa naranja se procura reaprovechar mediante digestión anaerobia en las plantas de biometanización del Parque Tecnológico de Valdemingómez (obtención de biogás y digesto fertilizante), pero la eficiencia del proceso es mucho menor. La mezcla con otros residuos hace que las reacciones químicas necesarias para la generación de biogás sean menos eficientes y, muchas veces, el producto resultante es de calidad inferior.

Con este cambio se obtendrá más y mejor biogás y fertilizante, lo que redundará en el beneficio de todos los ciudadanos de Madrid. 

¿CÓMO SON LOS NUEVOS CONTENEDORES PARA RESIDUOS ORGÁNICOS?

Los contenedores de la fracción orgánica son grises con la tapa de color marrón. El contenedor de resto, donde se depositan los residuos no reciclables, es gris con la tapa naranja.

Actualmente, también se están distribuyendo contenedores de comunidad o comerciales con el cuerpo negro, en lugar de gris, como consecuencia de que están fabricado con plástico reciclado.

¿DÓNDE PUEDO ENCONTRAR LOS NUEVOS CONTENEDORES DE TAPA MARRÓN?

Coexisten con los contenedores de tapa naranja (resto no reciclable) y están ubicados a su lado, en aquellos barrios donde la recogida de residuos se realiza a través de contenedores situados en la vía pública.

Existen otras zonas de la ciudad donde la recogida es domiciliaria y los contenedores se encuentran en el interior de las propias comunidades de propietarios. Si vives en una zona de este tipo, en tu distrito ya se ha implantado la recogida de esta fracción y todavía no dispones de contenedor de tapa marrón, puedes solicitarlo llamando al teléfono gratuito 010. Del mismo modo, puedes solicitar el de tapa naranja o amarillo, si a tu comunidad le falta alguno.

¿CUÁL SERÁ LA FRECUENCIA DE RECOGIDA Y LIMPIEZA DE ESTOS CONTENEDORES? ¿SERÁ MÁS HABITUAL EN VERANO?

Los residuos depositados en los contenedores de calle y de comunidades se recogen diariamente, excepto en Nochebuena y Nochevieja.

En cuanto al lavado intensivo de los contenedores instalados en la vía pública, se realiza como mínimo una vez cada dos meses, y una vez al mes en julio y agosto. Mensualmente también se lleva a cabo un saneamiento del entorno y de la parte inferior de los contenedores.

Sin embargo, es necesario recordar que la responsabilidad de la limpieza de los cubos comunitarios de residuo orgánico, igual que el del resto de cubos, corresponde a la comunidad de vecinos. 

¿QUÉ CUBO ELEGIR PARA DEPOSITAR LOS RESIDUOS ORGÁNICOS EN MI HOGAR?

Puedes usar cualquier tipo de cubo o recipiente aunque un cubo aireado, al contar con rendijas, tiene la ventaja de que posibilita la ventilación de los residuos del interior, facilitando el secado de los mismos y reduciendo así los olores y la acumulación de líquidos en el fondo de la bolsa.

Además, esta ventilación constante reduce el volumen de los residuos, lo que optimiza su depósito en los contenedores y su transporte en los camiones de recogida.

¿Y SI NO TENGO ESPACIO EN MI COCINA PARA EL CUBO MARRÓN?

Hay que considerar que la cantidad de residuo generada en un domicilio no varía al realizar la separación de esta nueva fracción.

El espacio disponible puede reorganizarse mediante el uso de cubos con división interna para varias fracciones, el plegado adecuado de cartones y papeles, o usando el mismo recipiente para almacenar el papel-cartón (debajo, bien doblado) y el vidrio (encima, dentro de una bolsa), separándolas al llegar al contenedor, como ejemplos de ideas.

En todo caso, el uso del cubo de 10 L que entrega como obsequio el Ayuntamiento es opcional, y cada hogar puede emplear la solución que le resulte más cómodas para realizar la separación de las distintas fracciones.

¿PARA TIRAR LA ORGÁNICA ES OBLIGATORIO USAR BOLSAS BIODEGRADABLES? ¿PUEDO USAR BOLSAS DE PLÁSTICO?

Lo importante es depositar los residuos orgánicos dentro de una bolsa, para evitar malos olores y suciedad en el contenedor.

No es obligatorio usar bolsas biodegradables, pero sí recomendable. Al ser más transpirables, evitan que se acumulen los líquidos que contienen los restos orgánicos (lixiviados), haciendo más cómodo su traslado. 

No se recomienda el uso de bolsas de papel por la generación de lixiviados que reducen la capacidad portante de las bolsas y pueden provocar su rotura.

La bolsa utilizada puede ser de material plástico, ya que en las instalaciones del Parque Tecnológico de Valdemingómez se dispone de sistemas de apertura de bolsa, que posteriormente se eliminan como materiales impropios.

SI ME EDIFICIO TIENE SERVICIO DE PORTERÍA, ¿CÓMO DIFERENCIA EL PORTERO EL TIPO DE RESIDUOS QUE CONTIENE CADA BOLSA?

En el caso de las comunidades que dispongan de porteros/conserjes/personal de limpieza o recogida de residuos, se recomienda establecer un procedimiento para facilitar a este personal la diferenciación de las bolsas de las distintas fracciones.

Por ejemplo, usar una bolsa de diferente color para cada tipo de fracción: amarilla para envases, marrón o negro para residuos orgánicos y cualquier otro color (azul, verde, morado, etc.) para el resto de residuos. O establecer, junto a los residentes, un código de marcas en las bolsas: una “X” para la bolsa de resto, una “O” para la orgánica y una “E” para el amarillo.

En todo caso, por el peso de la bolsa, si la separación se hace correctamente, se puede identificar su contenido, ya que la bolsa de orgánica es más voluminosa y pesada que los residuos que permanecen en la bolsa de resto.

Recomendaciones para porteros/conserjes/personal de limpieza o recogida de residuos de las comunidades:

  • Asegurarse de que las bolsas de residuos están bien cerradas antes de depositarlas en los correspondientes contenedores de comunidad.
  • Sacar a la calle los contenedores de comunidad en los horarios establecidos: 1 hora antes del paso del camión, si es recogida diurna, o después de las 20:00 h, si es recogida nocturna.
  • Establecer semanalmente qué días sacar cada tipo de residuo:
  • Todos los días los residuos orgánicos (para evitar malos olores), aprovechando que la recogida es diaria.
  • Envases cuatro días por semana, coincidiendo con los días de recogida de esta fracción en cada distrito.
  • La fracción “resto no reciclable” se recoge diariamente; no obstante, al no contener residuos biodegradables y haber reducido su volumen con la nueva separación de la fracción orgánica, se puede sacar con menor frecuencia.

¿QUÉ PASA CON LOS ALIMENTOS ENVASADOS?

Siempre y cuando esté separado correctamente de su envase, el contenido puede ir al contenedor de residuos orgánicos y, el envoltorio, al contenedor que corresponda. Si no está bien separado, deberá ir todo al contenedor de tapa naranja (resto no reciclable). 

¿DÓNDE DEPOSITO EL PAPEL DE HORNO Y DE PESCADERÍA / CARNICERÍA?

El papel que se utiliza en el mercado para envolver el pescado o la carne tiene una cara encerada, y debe depositarse en el contenedor de tapa naranja (resto no reciclable).

El papel de horno tiene un tratamiento químico (un baño de ácido sulfúrico, que le confiere impermeabilidad) y tampoco debería depositarse en el contenedor de residuos orgánicos (tapa marrón), sino al contenedor de resto no reciclable (tapa naranja).

¿PUEDO TIRAR LAS CÁPSULAS DE CAFÉ EN EL CUBO DE LA ORGÁNICA?

En el contenedor de tapa marrón se puede tirar el poso del café pero no las cápsulas, porque suelen ser de plástico o de aluminio. Si se usan cápsulas para preparar el café, hay que llevarlas preferiblemente a un punto limpio.

Últimamente están apareciendo en el mercado cápsulas biocompostables, que podrían depositarse en el contenedor de tapa marrón. Pero si dudamos del material con el que está fabricada, la cápsula deberá ser depositada en el contenedor de tapa naranja o en el punto limpio. 

¿PUEDO TIRAR LAS BOLSAS DE TÉ Y OTRAS INFUSIONES JUNTO A LA ORGÁNICA AUNQUE LLEVEN UNA GRAPA?

Sí, las bolsas de infusiones se pueden tirar con los residuos orgánicos incluso si llevan una grapa. Esto es debido a que tanto las hojas del té como la bolsa y la etiqueta están hechas de componentes orgánicos biodegradables.

Respecto a las grapas, quedan muy pocas marcas que las usen en las bolsas de infusiones, de manera que su efecto podría considerarse prácticamente inapreciable.

¿SE PUEDE DEPOSITAR EN EL CONTENEDOR DE TAPA MARRÓN PAPEL MANCHADO DE RESTOS ORGÁNICOS?

Sí, siempre que el papel esté compuesto de celulosa, dado que es orgánico y se puede descomponer. Solo debe depositarse en el contenedor de residuos orgánicos si está manchado de restos de comida o de aceite. El papel limpio debe ir al contenedor de papel (color azul), para ser utilizado como materia prima en la producción de papel nuevo.

¿POR QUÉ LAS SERVILLETAS USADAS, EL PAPEL Y LOS CARTONES SUCIOS DE COMIDA O ACEITE SE TIRAN CON LA ORGÁNICA Y NO CON EL PAPEL?

Tanto las servilletas como el papel y el cartón se pueden tirar en el contenedor de residuos orgánicos solo si están sucios de restos alimentarios. Se pueden depositar en este contenedor porque tanto el papel como el cartón están hechos de celulosa, material vegetal biodegradable. No pueden depositarse en el contenedor de tapa marrón si están sucios de productos no alimentarios, por ejemplo, de pintura, disolventes...

¿Y SI LAS MANCHAS SON DE ÍNDOLE SANITARIA (SANGRE, MOCO, ORINA, HECES, ETC.)?

No, los residuos domésticos de índole biológico-sanitario y los papeles manchados de estos desechos se deben depositar en el contenedor de tapa naranja (resto no reciclable), especialmente las compresas, pañales, tiritas u otros apósitos similares, ya que además suelen estar compuestos, en parte o totalmente, por materiales no orgánicos.

¿POR QUÉ LOS PAÑALES NO SE CONSIDERAN RESIDUOS ORGÁNICOS?

Aunque los excrementos y la celulosa que contienen los pañales sucios son orgánicos, los demás componentes no lo son. Al estar mezclados con el absorbente, son muy difíciles de separar y, por lo tanto, de reciclar. Por eso se considera que los pañales no son un residuo aprovechable para el reciclaje y se deben tirar en el contenedor de tapa naranja (resto). Lo mismo se aplica a las compresas y tampones.

Por otra parte, cuestiones de salud pública aconsejan no emplear los excrementos humanos y de animales domésticos junto al resto de residuos orgánicos.

Es interesante recordar la existencia de alternativas a los pañales y compresas desechables para reducir la generación de residuos cuyo destino es el vertedero.

LOS EXCREMENTOS DE ANIMALES DOMÉSTICOS Y LAS ARENAS PARA GATOS, ¿TAMBIÉN VAN AL CONTENEDOR MARRÓN DE LA ORGÁNICA?

No. Hay que depositarlos en el contenedor de tapa naranja (resto). Aunque son biodegradables, los excrementos (de animales o humanos) no se pueden mezclar con los residuos orgánicos porque pueden contener microorganismos que pueden permanecer en estos materiales a pesar del proceso de compostaje. Así evitamos riesgos sanitarios.

Las arenas para gatos tampoco se pueden mezclar con el residuo orgánico porque están hechas de materiales inorgánicos.

¿PUEDO TIRAR TEXTILES EN EL CONTENEDOR DE ORGÁNICA?

No. Es cierto que en algunos casos tienen origen orgánico pero, dada la variedad de productos existentes y la existencia de circuitos específicos de recogida (puntos limpios, contenedores en calle…), no se depositan en el contenedor de tapa marrón para residuos orgánicos.

¿QUÉ SE CONSIDERAN PEQUEÑOS RESTOS DE JARDINERÍA?

Son pequeños restos de jardinería los ramos de flores, el césped cortado, hojas muertas y restos de hojarasca, pequeños tallos de plantas ornamentales, etc., siempre que sean de pequeño tamaño y se produzcan en pequeñas cantidades. Se excluyen, por lo tanto, ramas y troncos leñosos, que hay que llevar a un punto limpio.

¿SE INCLUYEN LAS MADERAS Y LAS ASTILLAS EN LOS PEQUEÑOS RESTOS DE JARDINERÍA?

Depende. Las maderas (o restos de maderas) de pequeño tamaño que no están tratadas pueden tirarse en el contenedor de tapa marrón. Sin embargo, hay un gran riesgo de confusión; por eso, si no se está seguro, lo mejor es llevarlas al punto limpio o depositarlas en el cubo de resto no reciclable (tapa naranja), siempre que en tu barrio no haya contenedores de poda.

¿SE INCLUYEN COMO RESIDUOS ORGÁNICOS LOS TAPONES DE CORCHO?

Aunque el corcho es un material orgánico, se ha detectado recientemente que su degradación en los biodigestores utilizados para obtener energía a partir de los residuos orgánicos plantea problemas, porque flota y obstruye conducciones de la planta de tratamiento.

Por lo tanto, es recomendable que este tipo de tapones se depositen en el contenedor de tapa naranja, con mayor motivo si existen dudas sobre su composición real, ya que cada vez hay más tapones que parecen de corcho pero están fabricados con plástico o silicona.

TENGO DUDAS SOBRE UN RESIDUO CONCRETO. ¿QUÉ DEBO HACER?

Es posible que, si tienes dudas sobre un residuo, lo correcto sea llevarlo a tu punto limpio más cercano. Estas instalaciones reciben ropa y calzado, radiografías, aerosoles, pilas alcalinas y salinas y baterías de móvil, cartuchos de tinta y tóneres, aceite mineral o sintético de motor, baterías de automóvil, aceite vegetal de cocina, envases contaminados, pinturas y disolventes, CD, DVD y cintas de vídeo, aparatos eléctricos y electrónicos, fluorescentes y bombillas de bajo consumo, escombros, poda, envases, medicamentos, maderas, muebles, estanterías, somieres y demás, colchones, lavavajillas, cocinas y lavadoras, frigoríficos y aparatos de aire acondicionado, metales, papel y cartón, vidrio y termómetros (consulta cantidades y en qué tipo de punto limpio – fijo, móvil o de proximidad- pueden depositarse, antes de llevarlos, en este enlace; madrid.es/puntoslimpios).

El Ayuntamiento de Madrid ha editado unas guías didácticas para facilitar la separación selectiva de residuos en el hogar que pueden descargarse pinchando aquí.

Si después de leer esta respuesta sigues teniendo dudas, deposita siempre ese residuo en el contenedor de resto no reciclable (tapa naranja). De este modo se elimina la posibilidad de “contaminar” los residuos orgánicos con otros, y dificultar o impedir así los procesos de compostaje o de generación de biogás.

En todo caso, puedes resolver tus dudas por varias vías: