¿QUÉ OPINAN EN LOS BARRIOS?

 

¿Qué pensaban los vecinos sobre la separación del residuo orgánico antes de que comenzara? Con el fin de conocer la opinión y percepción de la ciudadanía sobre este nuevo sistema de separación, en las semanas previas al comienzo de la Campaña de información y sensibilización sobre la separación de la orgánica se realizó una encuesta a 2.145 habitantes de las 17 zonas pioneras participantes.

Estas encuestas se realizaron tanto a hombres como a mujeres de diferentes edades. A continuación se muestra un breve resumen de los resultados de las preguntas realizadas:

 

¿Qué opinan sobre la recogida y separación de este residuo (el orgánico) en un nuevo contenedor?

A priori, al 75 % de las personas consultadas les parece positivo separar la materia orgánica. Tanto hombres como mujeres piensan mayoritariamente, y por igual, que la separación de esta fracción de la basura es una buena idea.

 

¿Qué beneficios tiene separar la materia orgánica?

Aunque en torno a un 30 % de las personas encuestadas reconocen no saber los beneficios de la separación de la materia orgánica, más del 50 % asocia esa separación con algo positivo para el medioambiente, con la producción de compost o de energía.

Las mujeres tienen una percepción ligeramente superior sobre el beneficio que la separación de la materia orgánica tiene para el medio ambiente. El resto de conocimientos sobre el tema es prácticamente igual en ambos sexos.

 

¿Cómo definen su actitud/motivación ante una nueva separación de residuos?

Más del 60 % de las personas encuestadas tienen una actitud o motivación positiva ante esta nueva práctica.

En este aspecto, las mujeres presentan una mayor motivación en comparación con los hombres.

 

¿Qué residuo/s separan?

Los envases de plástico, latas y briks (que se depositan en el contenedor amarillo) son los residuos que en mayor medida separa la población, seguidos de cerca por el vidrio (contenedor verde) y el papel/cartón (contenedor azul). Aunque es mínimo el porcentaje de gente que reconoce no separar (un 8 %, de media), esta práctica es más habitual entre gente mayor que entre los jóvenes. En general, aunque el porcentaje de separación de residuos es elevado en ambos casos, son las mujeres las que separan en mayor grado.

Asimismo, existen otros residuos, como aceite, pilas, ropa, etc., que tienen una separación y tratamiento específico (punto limpio). De todos ellos, el residuo que más se recicla es el aceite.

 

¿Tienen dificultades para separar adecuadamente los residuos?

Aunque la mayor parte de la ciudadanía tiene interiorizada la separación en origen, todavía existe en torno a un 20 % de la población que tiene alguna dificultad para realizar esta práctica.

Algunas dificultades a las que se enfrentan las personas que no separan son: problemas de espacio y confusiones con las bolsas, la creencia de que todos los residuos se juntan después o que separarlos no sirve para nada, la falta de costumbre, la indiferencia, pereza o falta de percepción sobre la utilidad de este acto.

 

Para terminar, también se ha encuestado a la ciudadanía sobre ideas o posibles acciones a tener en cuenta para mejorar la separación de residuos y, en concreto, de este nuevo residuo orgánico. Muchas de las respuestas hacen referencia a incrementar la información a la población (más campañas de información-comunicación) o al diseño, cantidad y ubicación de los contenedores o puntos limpios.

 

El Ayuntamiento de Madrid toma nota de todas esas sugerencias para seguir mejorando y acertando con la separación de residuos. Si tienes alguna idea o sugerencia al respecto, no dudes en comunicárnosla a través del teléfono 010 o el correo organica@madrid.es.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir: