CUIDEMOS DE NUESTRA CASA, CUIDEMOS DEL PLANETA

 

Un año más llega el ‘Día de la Tierra’ para despertar la conciencia ecológica de instituciones, organizaciones y ciudadanía. En esta fecha se conmemora la manifestación que reunió, el 22 de abril de 1970, a veinte millones de estadounidenses que salieron a la calle para reclamar la creación de una agencia estatal que se ocupara de la protección del medio ambiente. Esta concentración se fue repitiendo anualmente en defensa del planeta y se acabó de consolidar en 2009, cuando la ONU fijó este día como el ‘Día Internacional de la Madre Tierra’, postulando que “la Tierra y sus ecosistemas sustentan nuestras vidas”.

 

Medio siglo después de la primera celebración, entre los problemas medioambientales a los que debemos hacer frente destacan el cambio climático, el incesante aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, la sequía, la deforestación, la escasez de recursos naturales y otros tantos efectos derivados de la acción humana sobre el entorno.

 

Día para adoptar una actitud ambiental

 

Se puede demostrar el interés y preocupación por el medio ambiente con actitudes que representen una relación más responsable entre el ser humano y el ecosistema. La organización Earth Day Network, que impulsa desde 1970 la celebración del ‘Día de la Tierra’ nos propone llevar a cabo acciones para ser parte de la “restauración” de nuestro planeta.

 

Por ejemplo, puedes unirte a la Gran Limpieza Global para recoger los residuos abandonados en espacios naturales, calcular tu huella de carbono individual y así tomar conciencia para reducirla o animarte a hacer compostaje con tus residuos orgánicos.

 

¿Qué podemos hacer en nuestro día a día?

 

Es muy importante que las acciones sostenibles no se limiten a la celebración del ‘Día de la Tierra’, por lo tanto, te ofrecemos algunos consejos prácticos para cuidar del medio ambiente y los recursos naturales:

 

  • Practica la regla de las 3 erres: reduce, reutiliza y recicla tus residuos (y sepáralos en sus correspondientes contenedores de reciclaje)

 

  • Ahorra agua: cierra el grifo mientras te cepillas los dientes o cuando friegas los platos, también puedes optar por darte una ducha en lugar de bañarte

 

  • Súmate al ahorro energético: utiliza bombillas LED o de bajo consumo, pon en marcha la lavadora o el lavavajillas cuando estén totalmente llenos, apaga los aparatos eléctricos cuando no los necesites (el ‘stand by’ supone hasta el 10 % de la energía consumida en el hogar) y aprovecha la luz natural siempre que te sea posible.

 

  • Muévete en un transporte más sostenible: deja aparcado el coche y usa el transporte público, tu bicicleta o ve andando si no es un trayecto muy largo.

 

  • Compra productos reciclados y desecha los de usar y tirar: por ejemplo, apuesta por el papel reciclado (y utiliza sus dos caras), las bolsas de tela o reutilizables y evita en la medida de lo posible los platos, cubiertos y vasos desechables.

 

 

Compartir: